Taller “Cohousing o Vivienda Colaborativa y Etapas para construir uno…”

7 Marzo 2020_ Taller “Cohousing o Vivienda Colaborativa y Etapas para construir uno…” en Ecotienda Brotes de Ternura

El 7 de marzo de 2020, Atelier 15 Madrid realizó una charla-taller, en la Ecotienda Brotes de Ternura en Alcobendas, con el título:  “Cohousing o Vivienda Colaborativa y etapas para construir uno…”.

La charla se dividió en dos partes, una primera, en la que se explicaron conceptos teóricos sobre el Cohousing y las etapas necesarias para construir uno; y una segunda parte en la que se realizó un taller participativo para poner en práctica los conceptos antes aprendidos. Además, en esta segunda parte, los participantes se distribuyeron en 3 subgrupos, en ellos se discutieron los  siguientes temas: el aspecto jurídico y financiero del proyecto; la geolocalización del cohousing y la convivencia y la resolución de conflictos.

En el taller jurídico financiero tuvimos como base para la discusión las siguientes preguntas:

-¿Qué modelo de propiedad queremos para nuestro proyecto? Propiedad horizontal, cesión de uso, cesión de uso del suelo.

-¿Cómo conseguimos el dinero para la financiación del proyecto? ¿Microinversión, Crowdfounding, Banca Ética, Banca Convencional, venta de inmuebles?.

-¿Estamos dispuestos a tener una cuenta compartida o un préstamo compartido? ¿En caso de embargo como actuariamos? ¿Estamos dispuestos a solventar las deudas de nuestros vecinos, mientras ellos se recuperan económicamente y pueden devolver los préstamos a la comunidad?

La primera pregunta sirvió para clarificar los conceptos de cesión de uso y cesión de uso del suelo, ya que para algunos son conceptos desconocidos y son fundamentales para los objetivos de durabilidad y sostenibilidad en el tiempo del cohousing. Igualmente el tener conocimiento sobre estos conceptos, ayuda a entender la importancia de prevenir la especulación de la vivienda en la sociedad.

Las siguientes preguntas pueden parecer duras, pero llegado el momento de tomar decisiones en comunidad, son temas que se deben discutir entre el grupo. Hablar abiertamente sobre estos temas puede evitar conflictos en el futuro, aumentar el nivel de confianza, y permitir así, el buen funcionamiento jurídico y financiero del proyecto.

En el grupo se planteó la duda sobre la solicitud de un préstamo solidario o individual. Es un tema que causa miedo ante un posible embargo de las propiedades individuales. Finalmente se optó por crear un fondo solidario para ayudar a las personas con dificultades, manteniendo la financiación individual.

Este tipo de situaciones se pueden superar una vez el nivel de confianza crece en el grupo a medida que el proyecto evoluciona y avanza.

Con el subgrupo de geolocalización y búsqueda de suelo nos pusimos a pensar, cada uno, en un lugar donde nos gustaría ir a vivir, el resultado fue muy interesante, porque según la edad y la situación de vida de cada uno, surgieron sitios muy diferentes: la playa, la ciudad o la sierra norte de Madrid.

Entonces abrimos el debate sobre las motivaciones de cada persona y nos preguntamos si podríamos ponernos de acuerdo en la elección de un lugar.

La persona que eligió inicialmente la playa,  era una persona jubilada que ya estaba cansada de la ciudad y quería retirarse a una localidad marítima para pasar allí su vejez.

La ciudad la eligieron las personas que todavía trabajan y que tienen niños, y les resulta más cómodo y útil vivir cerca de donde viven ahora.

Finalmente la Sierra norte de Madrid la propuso otra persona,  que por ahora no veía la necesidad de ir a vivir en un Cohousing, pero que  para su vejez le encantaría y le gustaría retirarse en la sierra, rodeada de naturaleza.

Con la propuesta de la sierra, la persona mayor se conformó, porque al igual, le resultaba un lugar bonito para pasar su vejez; las personas que todavía trabajan y tienen niños, aceptaron la propuesta, porque la sierra norte no se aleja mucho de Alcobendas, donde actualmente trabajan;  y la persona que estaba pensando en irse a vivir en futuro en un Cohousing,  descubrió que quizás ahora también podría ser un buen momento. Así elegida la zona nos centramos en un pueblo en concreto: Torrelaguna.

A continuación,  fue la hora de elegir, para agilizar la búsqueda, qué superficie podría tener nuestro suelo, para ello  analizamos qué tipología de arquitectura queremos, cómo incluir el ahorro energético, qué presupuesto podemos invertir y cuánto tiempo de espera tenemos para adquirir el suelo.

Finalmente para las 12 personas futuras habitantes, pensando en todas las condiciones previas, nos pareció idóneo ir a buscar un suelo privado con una superficie entre 1.000 y 1.500 m2.

El grupo que trató los temas de convivencia y gestión de conflictos comenzó estableciendo unos valores y una misión que definiera la comunidad:

El grupo encontraba necesario marcar como Visión unos Objetivos comunes: La innovación social con un nuevo paradigma inmobiliario, un desarrollo social y una comunidad intergeneracional,  la inclusión de personas con necesidades especiales, evitar la soledad, compartir y disponer hacia el bien común,  apoyo y tutela compartida. 

Definió como Misión: una comunidad responsable energéticamente, accesible, solidaria, inclusiva, conciliadora, generosa y solidaria, que comparta los recursos y las necesidades. Para ello encontraban necesario desarrollar estos conceptos, en el reglamento y en el régimen interior, siempre enfocado en el bien común.

Se planteó la necesidad natural de que existan personas más líderes que se hagan responsables de los diferentes subgrupos, con un respeto y transparencia absoluto desde el resto de los miembros hacia el o los líderes de cada gestión o comisión de trabajo; y desde el responsable hacia la comunidad, para poder estar informadas todas las personas de todo y tomar decisiones importantes en las asambleas, sin que se conviertan en debates que puedan quemar al grupo o generar desconfianza. 

Se planteó la verdadera necesidad de conocer herramientas de gestión de conflictos, para que los facilitadores formen y acompañen, durante el proyecto y la gestión, y así después,  el propio grupo sea capaz solo, de tener sus propios protocolos de mediación, arbitraje  y conciliación. Y también fueron conscientes de que quizás sean necesarios profesionales externos llegado el caso.

Conclusiones: 

Al poner en común estos resultados se creó por parte de los participantes una iniciativa muy potente de buscar el camino de crear en la propia ciudad un grupo. Las personas fueron abiertas, respetuosas, compartieron y hablaron manteniendo los turnos.

Decidieron que les gustaría  un espacio común de usos múltiples, un “Txoko” al estilo sociedad gastronómica del norte,  donde reunirse  a cocinar y compartir la comida y una huerta.

Fue una jornada muy satisfactoria, nos sentimos muy agradecidas del día y el esfuerzo a las personas que nos acompañaron, con especial agradecimiento a Manoli por la iniciativa y por abrirnos su espacio en su Ecotienda Brotes de Ternura. Un potente y posible grupo semilla del que brotó ternura, generosidad y respeto.


Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close